BMW Z3 Roadster. El auto que nació clásico, por fin cumple el cuarto de siglo.

Como no podía ser de otra forma, Área 4×4 ha aprovechado la entrada oficial del vehículo en la categoría de coche clásico para adquirir este modelo, que en breve representará al club en rallies de regularidad clásica. 

Un poco de historia:

Desde sus inicios, este modelo estaba predestinado a convertirse en un icono de la marca germana. No obstante, su primer conductor oficial fue el Agente 007, James Bond, quien lo condujo durante la película “GoldenEye”, se trataba de la primera vez que el agente del MI6 no conducía un coche inglés.

Sus ingredientes son simples, pero infalibles: descapotable con una línea clásica y atemporal, tracción trasera y un corazón BMW con un sinfín de motorizaciones. 

Se trata del roadster con mayor éxito de BMW, con un total de 297.087 unidades fabricadas, según datos de la propia marca.

Concebido sobre una plataforma más que probada, concretamente la serie 3 E36, su poco peso y el centro de gravedad bajo hacen de este vehículo un juguete para niños grandes en cualquiera de sus motorizaciones. Sus 115CV en la motorización más básica, 1.8 litros de 4 cilindros en línea y dos válvulas por cilindro, son suficientes para surfear las curvas con agilidad. 

Para los más exigentes, existen motorizaciones de 1.9 litros de 4 cilindros en línea y 4 válvulas por cilindro que desarrollan 140CV. Y en las versiones de 6 cilindros tenemos todo un despliegue de posibilidades, comenzando con un 2.0 litros y 150CV, siguiendo con el 2.8 de 192CV y, como no, un modelo serie M dotado de un propulsor de 3.2 litros que llega a desarrollar los 321CV a un régimen de 7400 vueltas, entregando un par de 350Nm. Esta última versión, utilizada como Safety Car en los premios de Formula 1.

También reseñable su amplia gama de accesorios, como los hardtops o difusores de viento. 

Fue el primer vehículo fabricado por BMW fuera del territorio alemán, concretamente en la planta estadounidense de Startanburg. Aunque su producción tuvo una corta historia, la última unidad se fabricó el 28 de junio de 2002, tan solo 7 años después de su lanzamiento en la saga de 007, se ha convertido en uno de los modelos más carismáticos de la marca. 

Actualmente, la última unidad fabricada se puede ver expuesta en el museo de la fábrica de BMW. 

Nuestras impresiones:

Nuestra unidad, que cuenta con la motorización más pequeña de la saga, es una primera serie, por lo que no dispone de ninguna ayuda a la conducción, ni automatismo de capota, etc. En definitiva, un vehículo clásico que al conducirlo transmite esa esencia que todos los apasionados del motor buscamos.

Buena respuesta de motor, un consumo contenido, que circulando a velocidades legales roza los 8 litros a los 100, una dirección muy precisa y rápida con un comportamiento dinámico sobresaliente para la época.

El pequeño maletero admite equipaje para escapadas de fin de semana o pequeñas vacaciones.

En conclusión, un vehículo perfecto para viajar solo o en pareja a cielo abierto y disfrutar del placer de conducir. La importancia del destino pierde interés cuando te pones a sus mandos y es el viaje lo que realmente disfrutas.

En breve lo tendremos a punto para su participación en el campeonado de Gerona de Regularidad Clásica y pruebas del campeonato de Catalunya, sólo falta equiparle las sondas de medición y la instrumentación básica para este tipo de pruebas.

Deja un comentario

Area 4x4